Recomendaciones de la OMS sobre actividad física y sedentarismo en niños de 0 a 4 años

Recomendaciones de la OMS sobre actividad física y sedentarismo en niños de 0 a 4 años

Área: Nutrición

 

Uno de cada cinco niños sufre obesidad, una enfermedad crónica que empeora notablemente la calidad de vida y aumenta el riesgo de padecer, entre otras, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes. Sin embargo, aún hay poca consciencia en la sociedad de la gravedad de esta epidemia, cuyo tratamiento más eficaz es la prevención. Para ello, la primera infancia constituye, según los expertos, una etapa crucial para la instauración de hábitos saludables y evitar desarrollar una obesidad que en la mayoría de los casos persiste hasta la adolescencia. Tanto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado por primera vez una guía sobre actividad física, sedentarismo y sueño para niños de cero a cuatro años. A partir del año, recomienda realizar al menos tres horas de actividad física al día; nada de tiempo de pantallas hasta los dos años, y a partir de esa edad, lo menos posible, con una hora diaria como máximo.

«La inactividad física se ha identificado como uno de los principales factores de riesgo en la mortalidad global y contribuye al incremento del sobrepeso y la obesidad», afirma el documento. Según los datos del organismo, 124 millones (casi un 20%) de niños y adolescentes de entre 5 y 19 años sufren obesidad en todo el mundo. Entre los menores de cinco, 41 millones tienen sobrepeso o son obesos, un 5,9% del total mundial. Se entiende que hay sobrepeso infantil cuando el índice de masa corporal está por encima del percentil 85 de las tablas de la OMS, y que hay obesidad cuando este índice está por encima delpercentil 97.

El riesgo de desarrollar obesidad a una edad temprana es que en un porcentaje muy alto de los casos esta se mantiene durante la adolescencia y la edad adulta, según un estudio publicado en The New England Journal of Medicine sobre más de 50.000 niños y adolescentes alemanes. Según la investigación, casi un 90% de los niños obesos a los tres años seguían siéndolo durante la adolescencia. Y entre los adolescentes con sobrepeso u obesidad, la mayor ganancia de peso, medida en una aceleración más rápida del Índice de Masa Corporal, se produjo entre los dos y los seis años de edad.

«Estos datos indican que no se puede esperar hasta que el niño tenga 10 años para actuar, porque para entonces, los malos hábitos ya se han instaurado y se ha desarrollado el tejido adiposo, por lo que es mucho más difícil de tratar», explica Julio Álvarez Pitti, pediatra de la Unidad contra la Obesidad y el Riesgo Cardiovascular del Hospital General de Valencia e investigador CIBERObn.

Álvarez Pitti detalla las enfermedades que se asocian a la obesidad, y que pueden aparecer incluso en niños: «Hay riesgo de que desarrollen resistencia a la insulina, que es un paso previo a la prediabetes y a la diabetes tipo 2. También pueden tener alto el colesterol malo y los triglicéridos, lo que favorece la artereoesclerosis y los infartos precoces (hacia los 40 años); o tener hipertensión, o hígado graso, que es la segunda causa de trasplante hepático en Europa; apneas de sueño, problemas osteoarticulares que generan dolor de espalda o en las piernas; problemas dermatológicos, crecimiento del pecho, incluso glandular, infección en los pliegues…».

Una serie de dolencias que disminuye mucho la calidad de vida de estos niños y que se traduce en trastornos psicosociales y una baja autoestima al no poder hacer todo lo que quieren por su baja condición física, dice Álvarez Pitti. «Hay que poner medios, recursos, las instituciones no lo tienen claro», critica el pediatra.

 

LAS RECOMENDACIONES DE LA OMS

NIÑOS MENORES DE 1 AÑO:

  • Actividad física: estar físicamente activo varias veces al día, sobre todo a través de juego en el suelo con interacción con otras personas. Para los bebés que aún no deambulan, al menos 30 minutos diarios boca abajo despiertos.
  • Sedentarismo: no más de una hora cada vez atados en carros, tronas o mochilas. Nada de tiempo de pantallas. Se anima a los cuidadores a leer y contar cuentos.
  • Sueño de calidad: de 0 a 3 meses, de 14 a 17 horas, incluidas siestas. De 4 a 11 meses, de 12 a 16 horas.

NIÑOS DE 1 A 2 AÑOS

  • Actividad física: al menos tres horas al día en actividades físicas de distinto tipo e intensidad.
  • Sedentarismo: no más de una hora cada vez sentados o atados en carros, tronas o mochilas. Hasta los dos años, nada de tiempo de pantallas pasivo. A partir de esa edad, cuanto menos mejor, con un máximo de una hora. Se anima a los cuidadores a leer y contar cuentos.
  • Sueño de calidad: de 11 a 14 horas, incluyendo siestas, a horas regulares.

NIÑOS DE 3 A 4 AÑOS

  • Actividad física: al menos tres horas al día en actividades físicas de distinto tipo e intensidad. De ellas, al menos una hora de intensidad moderada a vigorosa (correr, saltar, etcétera).
  • Sedentarismo: no más de una hora cada vez sentados o atados en carros o tronas. Cuanto menos tiempo de pantallas pasivo mejor, con un máximo de una hora. Se anima a los cuidadores a leer y contar cuentos.
  • Sueño de calidad: de 10 a 13 horas, que puede incluir una siesta, a horas regulares.

 

Artículo completo: https://bit.ly/2UUaiaj

 

 

Comparte este artículo:

Artículos Relacionados:

Recomendaciones de la OMS sobre actividad física y sedentarismo en niños de 0 a 4 años

Área: Nutrición   Uno de cada cinco niños sufre obesidad, una enfermedad crónica que empeora notablemente la calidad de vida y aumenta el riesgo de padecer, entre otras, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y…

Leer Más

Brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19): orientaciones para el público

Medidas de protección básicas contra el nuevo coronavirus Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la…

Leer Más

Ejercicio cardiovascular en ayunas

Beneficios encontrados al realizar actividad física. Entre los más destacados está el control de los niveles de glucosa en sangre, gracias al aumento de la sensibilidad a la insulina y de los…

Leer Más

Suscríbete al boletín

¡Reciba noticias y soluciones sanas a tus problemas de nuestros expertos!