Tendinitis o tenosinovitis de Quervain

Tendinitis o tenosinovitis de Quervain

Área: Medicina del Deporte y Terapia Ocupacional

Conocida también como Tenosinovitis Estenosante o Síndrome de la Tabaquera Anatómica, ésta se produce cuando hay inflamación de la vaina que rodea el tendón del músculo abductor largo del pulgar y extensor corto del pulgar los cuales se encuentran en el primer compartimiento dorsal extensor. La inflamación ocurre justo sobre el lado externo del hueso radio (apófisis estiloides), formando en ocasiones un nódulo palpable, visible y doloroso.

Causas de la tendinopatía o tenosinovitis de Quervain.

  • Movimientos repetitivos que incluyen al pulgar
  • Microtraumatismos recurrentes con las actividades de la vida diaria.
  • Degeneración tendinosa o en patologías inflamatorias.
  • La práctica de algún deporte.

Síntomas de la tenosinovitis de Quervain.

  • Dolor e inflamación en la base del pulgar, mismo que muchas veces se irradia hacia el lado externo del antebrazo.
  • Entumecimiento en el pulgar.
  • Hipersensibilidad en la zona de la muñeca y el pulgar.
  • Limitación funcional, ya que el dolor muchas veces impide realizar algunas actividades de la vida diaria.

Diagnóstico de la tenosinovitis de  Quervain.

Generalmente se realiza la maniobra de Finkelstein. En esta prueba el paciente debe cerrar su mano haciendo un puño con los dedos sobre el pulgar. A continuación, la muñeca es doblada en dirección al dedo meñique. Esta prueba puede ser dolorosa para la persona con tendinitis de Quervain.

Tratamiento de la tendinitis o tenosinovitis De Quervain.

Para que la recuperación sea satisfactoria se recomienda seguir las pautas del médico tratante ya que él es la persona adecuada en indicar el mejor tratamiento para la recuperación. En primer lugar, el médico enfoca el tratamiento en disminuir el dolor e inflamación, por lo tanto le indica al paciente antiinflamatorios y reposo de la mano afectada utilizando para ello un inmovilizador de pulgar.

  • Crioterapia por 15 minutos en la zona
  • Electroanalgesia durante 20 minutos.
  • Ultrasonido terapéutico.
  • Masaje suave sobre la zona.
  • Movilizaciones pasivas en el dedo pulgar y la muñeca.
  • Luego sino hay dolor se indica estiramientos pasivos para la muñeca y el pulgar.
  • Se recomiendan ejercicios de fortalecimiento para la musculatura comprometida.
  • Estiramientos de la cadena flexora del antebrazo.
  • Por último, los pacientes deberían ser aconsejados para evitar los movimientos que provocan dolor.

 

Comparte este artículo:

Artículos Relacionados:

La renuncia a los productos cárnicos llevada al extremo, puede producir consecuencias nutricionales negativas

Área: Nutrición   Acorde con una investigación publicada por Frank M. Mitloehner, profesor de Ciencia Animal y especialista en Extensión de Calidad del Aire en la Universidad de California, la afirmación sobre el hecho…

Leer Más

Tendinitis

Área: Terapia Física y Rehabilitación   La tendinitis es una inflamación común generalmente derivada a un golpe o esfuerzo excesivo. Para comprender su aparición es necesario reconocer el papel de los tendones…

Leer Más

El entrenamiento de fuerza combate la depresión

Área: Terapia Física y Rehabilitación/ Nutrición ¿Quién de nosotros no ha atravesado un “bache” alguna vez en su vida? ¿Quién no ha tenido épocas en las que la desesperanza le embargaba o…

Leer Más

Suscríbete al boletín

¡Reciba noticias y soluciones sanas a tus problemas de nuestros expertos!