Tendinitis

Tendinitis

Área: Terapia Física y Rehabilitación

 

La tendinitis es una inflamación común generalmente derivada a un golpe o esfuerzo excesivo. Para comprender su aparición es necesario reconocer el papel de los tendones peroneos en nuestro cuerpo.

La función de los tendones peroneos es ayudar a mover el tobillo tanto hacia abajo y lateralmente o hacia los lados. También ayuda en la realización de la estabilidad lateral del tobillo en las actividades que implican movimiento de lado a lado.

Los tendones peroneos se encuentran en la cara lateral o externa del tobillo y son dos: uno que pertenece al músculo peroneo largo y otro que pertenece al peroneo corto. En su recorrido ambos viajan detrás del maléolo lateral del tobillo, para insertarse en la base del quinto dedo del pie, y en la parte inferior del pie, atravesando el arco del pie.

La tendinitis de uno o ambos de estos tendones significa simplemente una inflamación de los tendones. Los tendones se inflaman a menudo con el exceso de uso y con actividades de cotidianas. Las sobrecargas repetitivas lesionan al tendón: cuando una persona tiene que doblar constantemente el pie hacia afuera, ya sea por uso de un mal calzado, desviaciones del talón hacia adentro o aumentos súbitos en el entrenamiento los tendones trabajan en exceso para llevar el pie hacia afuera. Cuanto más trabajen, más se acumulan pequeñas lesiones, que favorecen a la tendinitis.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la tendinitis de los tendones peroneos son:

  • Dolor lateral del tobillo
  • Inflamación.
  • Roturas del tendón.
  • Subluxación de los tendones peroneos

Diagnóstico

La tendinitis de los peroneos es diagnosticada durante la examinación física: si la persona siente sensibilidad a la palpación y/o inflamación del maléolo externo del tobillo entonces se puede comenzar a sospechar la lesión. Pruebas diagnósticas por imagen pueden realizarse para determinar la amplitud de la lesión.

Tratamiento

Igual que muchos tipos de tendinitis, el primer objetivo es reducir el dolor y la inflamación. En fisioterapia se utilizan diversas técnicas como el ultrasonido, iontoforesis y la estimulación eléctrica que pueden ser eficaces para reducir el dolor y la inflamación. El uso de terapia de hielo puede ser especialmente útil en la reducción de la inflamación del tendón. Debido a que los tendones son superficiales, responden bien a los masajes.

Comparte este artículo:

Artículos Relacionados:

Cultivar, nutrir, preservar. Juntos.

Lic. Nut. Aurora Graciela Zárate Avendaño Diabe-Med. Clínica especializada en el tratamiento de Diabetes y Nutrición La FAO hace un llamado para que seamos “Héroes de la Alimentación” con acciones muy sencillas,…

Leer Más

Reducir el consumo de pan y elegir el adecuado mejora la salud

Área: Nutrición   El pan es el alimento que más se consume en nuestra dieta. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que es un alimento muy pobre, especialmente el pan blanco industrial. Un…

Leer Más

Cenas navideñas

Las cenas navideñas pueden llegar a ser las saboteadores más importantes del cuidado alimentario en estas fechas si no somos plenamente conscientes de su consumo. Imagina que escoges cacahuates y papas como…

Leer Más

Suscríbete al boletín

¡Reciba noticias y soluciones sanas a tus problemas de nuestros expertos!